Libros de autor

NOTICIAS

 


ediciones contrabando
colección Marte nº 3
21 x 13 cm; 102 páginas
Rústica fresado con solapas
ISBN: 978-84-946102-0-2
DL: V-2447-2016
PVP: 12 euros

Portada Travesía
Travesía
Lola Andrés

En una era pragmática, donde el interés general por el significado de lo simbólico ha desaparecido, y no resulta más que una "pérdida de tiempo", podríamos decir, sin miedo a equivocarnos, que el poeta queda embarcado en un viaje hacia lo imposible. Afortunadamente, todavía hay quien hace de esa travesía con incierto destino virtud. 

Lola Andrés consigue en este libro alcanzar las gotas de singularidad de la lenta fermentación de la palabra (la palabra en su laberinto), restaurando esa significación tan necesaria para entender nuestro lugar exacto en el tiempo. Nos desvela, también, la propia experiencia con una simbología esencial, lo que le permite añadir fragmentos de ilusión, soledad y pérdida al hilo único de la conciencia común. 

Travesía se suma así al verso continuo en el que están todas las tradiciones literarias desde el origen, como una unidad precisa en la multiplicidad de la vida.

Porque, o es así, o no hay navegación posible sino naufragio. 

Francisco Benedito

 

Leer poemas

 

Lola Andrés nace en Valencia en 1961. Es licenciada en filología por la Universidad de Valencia. Tiene publicados los siguientes libros de poemas: Moléculas y astros, (premio Gerardo Diego de la Diputación de Soria, 2002), Jocs de llum, Ed Bromera, 2006 (Premio Alfons el Magnànim “Ciutat de València” de poesía en valenciano, 2006), Materia (Primer accésit del Premio de Poesía Ciudad de las Palmas de Gran Canaria, 2007), Pendiente del aire, en la colección artesanal “Ecuaciones de segundo grado”, Ed. El Torpe al Timón, junto a Eva Hiernaux, Madrid 2013  y Cielo líquido, Amargord, 2015. 

Ha traducido al castellano Atlas, de Pere Salinas y Joan Navarro y Granada, de Joan Navarro. Ha colaborado en la revista de poesía digital “sèrieAlfa. art i literatura”. 

Ha sido incluida en las antologías Ventanas, Mujeres en su tinta (Poetas españolas en el siglo XXI), México 2010 y Bilbao 2012, y Poesía española posmoderna (1945-1975), al cuidado de Edwin M. Lamboy (en prensa).

Poemas suyos han aparecido en publicaciones nacionales e internacionales. 

Ha formado parte de proyectos interdisciplinarios -poesía, música, danza y pintura. 

 


Reseñas

 



 

Cerrar

PREGUNTAS

I

                                  [John Milton]                                          

¿Éramos ciegos? 

Háblale
del sonido
que originó
la vida. 

Dile cómo
nacieron
la duda,
la extrañeza, el color
extenuado
de los bosques.

Perder la luz y arder
entre los ecos.

Dile
que nada discutieron
los arcángeles
sobre la noche oscura.

                                      «¡Ondas tumultuosas, silencio!»

Obséquiale
con túnicas aladas que bordaron
los ojos
de los nombres. 

¿Oír en las membranas la soledad
del tiempo?
No, la ceguera se urdió como los hilos
heridos del zarzal.
Vino envuelta en los ojos
pero calló en la búsqueda.
Quedó rota de luz en lo profundo.

Dile que somos
ratas y mariposas ígneas,
que turbamos
las sombras cuando irrumpe el albor. 

Sabrá del arrecife, del hambre
de los pueblos,
de la balsa de viento
en los recodos.

Y tal vez se pregunte
si fuimos desertores,
si fuimos blancos
vertebrados en fisuras.

 

 II

 ¿Qué fue arder en el tránsito? 

Cerramos los oídos con cemento de tórtola,
los golpes en la carne con bozales de lástima. 

Así se quemó el viento.

Ahora llega el vislumbre.

Una estación de agua azotando
la solidez hambrienta de la tierra.

No oigo los aludes de la noche.
Vocalizo extremando cada sonido, hablo
con el bronco sabor de la mandíbula.

Tuvieron voz las hebras de los dedos.
Entendimos del hueco su explosión.

Ardía el viento. 

Tocamos
su Ceniza.

 

III 

¿Hubo algo que el inicio cerrase?

Estallar es hundirse en el adentro. 

Esto fue, este apagarse en luz.

El núcleo, el epicentro,
dimensionado en márgenes. 

Así nos iniciamos,
como escenas
en vuelo: amputados
recuerdos que en la voz titubean.

Ciegos al eje denso de las novas.
Desnudos recipientes, vacilación.

Intentamos la voz siendo delirio.

En los límites mansos
la palabra,
su engrudo, pobló demarcaciones.

Los imanes del aire nos mantienen.
Ahora.