Libros de autor

NOTICIAS

 


ediciones contrabando
colección Marte nº 1
21 x 13 cm; 68 páginas
Rústica fresado con solapas
ISBN: 978-84-943103-7-9
DL: V-642-2015
PVP: 12 euros

Portada La pasión de ser débil
La pasión de ser débil
Francisco Benedito

Admiramos la  fortaleza y huimos de la debilidad, pero nos equivocamos.

¿Cómo hubiera sido eterna la leyenda del poderoso Aquiles sin estar adornada por la vulnerabilidad de su talón? ¿O cómo nos hubiese seducido de tal modo el rostro de Tadzio si no lo hubiéramos contemplado a través de los obsesivos y desolados ojos de Gustav von Aschenbach?

Francisco Benedito nos muestra en estos poemas un catálogo de sus debilidades, aquellas que sí debiera y aquellas otras que tal vez no debiera desvelar. Desnuda su conciencia ante nosotros hablándonos de la vida y de la muerte, del amor y del deseo, de su desaliento y de su fe, tanto en un dios ausente, como en sí mismo.

Si la poesía es todavía capaz de alterar nuestro ánimo por medio de su hondo mensaje, leyendo La pasión de ser débil experimentaremos sin duda esa alteración emocional. No seremos los mismos después de escuchar interiormente una voz atrapada por su pasado que trata de abrirse camino, de buscar su redención, entre las valientes dudas y las miserables recompensas del presente.                                            

Juan Pablo Zapater

Leer poemas

 

Francisco Benedito nació en Toulouse en 1967, aunque la mayor parte de su vida ha trascurrido en Valencia. Las páginas de este libro se han hecho biografía de una manera salvaje; el resto de ocupaciones han sido menos honorables y poco aportan aquí.

 

 

 

 

 


 



 

Cerrar

OBSCENIDAD

Sobre una piel joven, mientras adoro

los brillos fluorescentes

que se adhieren al vientre de la noche,

vuelve a desplegarse el tablero

del juego más obsceno y depravado.

 

Bajo la dura concha de la luna

en los sótanos de los instintos

se celebra este rito enmascarado;

el vapor de la pasión se mezcla

con el vaho pudoroso de la luz.

 

Es entonces que mi alma

–prudente tutora de mi cuerpo–

sujeta los pasos desprendidos

de mi gozo

.

Y sin embargo

nada cautiva más

que rendirse al peligro,

nada iguala el recóndito placer

de ser débil, de darse

y copular con la virtud.

 

LUZ DE AMOR

Habitar en el sueño que tú sueñas

es el sueño privado de mi cuerpo;

despertar en tu celda es mi reposo.

 

Carne viva te entrego, dale lumbre,

apágame en tu luz, amor oscuro.

 

TIEMPO DE VUELTA

Ahora que mi tiempo

ya ha dejado de ser tiempo de ida

habla en mí la conciencia más desnuda.

Es en este momento

–cuando parten los azules del verano–

que se me funde el alma con las cosas.

Suena dentro del pecho

la melodía verde de los árboles,

se desprenden sus hojas

que en otras estaciones

los vistieron fugaces de esplendor.

Es este ese momento

en que deseo el alma del otoño

llevándose las galas de la mía.

 

Otoño que desnudas este mundo,

llévame a tu raíz.