Libros de autor

NOTICIAS

 


Libros de Autor
Poesía
14 x 20 cm. 136 págs.
Rústica fresado con solapas
ISBN: 978-84-942292-2-0
DL: V-847-2014
PVP: 12 euros

 

Portada Versos y otras prosas
Versos y otras prosas
Eduardo Madroñal

Buscamos y buscamos verbalizar la vida. Un impulso secreto nos empuja a ello. Con palabras tratamos de reducir la experiencia a imagen, a narración, a intuición de la esencia. Perseguimos lo inalcanzable. Trazar el perfil de una angustia. Dominar los latidos del corazón. Multiplicar el pálpito de una emoción. Confesar nuestro goce, nuestra deuda, nuestro dolor. Dar gracias por lo recibido, aunque nos parezca inmerecido. Desafiar a dios y a los dioses, e inclinarse ante esos pocos hombres y mujeres que tienen, para nosotros, el valor de lo sagrado.

Eduardo enuncia sus poemas como el otro lado de su propia vida. No se despega de ella, la interpela, la canta, la oculta, la sugiere, la invalida y le da nuevo curso. De pie frente a ella, la reconoce como el todo. No tenemos otra cosa. No hay más allá ni más acá, todo sucede aquí y ahora. Materialista confeso, creyente del evangelio de la carne, consciente de que ésta es nuestra única vida, Eduardo aspira a celebrar el rito del instante y la palabra.

Leer poema

 

Eduardo Madroñal Pedraza nació en Madrid el año 1951, en un piso de la calle Ibiza, cerca de la estación del tren de Arganda, "el que pita más que anda". Su madre hubiera querido que fuera niña. Asistió al colegio de la Sagrada Familia. Jugó al balonmano con manos pequeñas y fue velocista de piernas cortas. Durante unos años fue legalmente (según el código civil franquista) padre soltero de una hija de madre desconocida. Trabajó de repartidor de codornices por los bares de Madrid, como administrativo de Uralita y acabó Psicología. En Oviedo, donde mora desde hace más de treinta años, enseñó inglés, pasó de colegio a instituto mediante oposición y, con la reforma educativa, se "reformó" y se hizo orientador educativo. Parece que morirá profesionalmente como tal.

Sigue siendo un comunista extraño a favor de la unidad patriótica y democrática de toda España.

 


 



 

Cerrar

Palabras para un cuatrienio
(o cuatro años en sus ecos)

 

Hay tantas formas

de medir lo nuestro...

pero siempre sale

lo mismo, riqueza.

 

Vale cualquier medida,

cualquier parámetro

y de cualquier manera...

 

sean cifras, cuotas

o sea todo el monto,

sea brizna, capa,

cascada o caudal,

 

sea copo, cúmulo,

dosis, fajo o fleco,

sean golpes,

hebras o haces,

 

sea legajo, lluvia,

manada o manojo,

sean mares,

olas o rachas,

 

sea rayo, sarta o salva,

sobredosis o somanta...

pero siempre sale

lo mismo, riqueza...

 

a bocados, a bocanadas,

a borbotones, a chorros,

a espuertas o a granel,

 

a manos llenas, a mansalva,

a manta, a raudales,

a sorbos o a tragos,

 

en aluviones, en avalanchas,

en oleadas, en tromba,

en tropel o en torrente,

 

por los codos...

 

palabras, miradas,

sonrisas, silencios,

gestos y muchas risas,

 

sean comidas, siestas,

patatas, aceitunas,

lencería o pinzas,

 

sean perfumes, libros,

mundos diplomáticos,

taxis y muchos taxis...

 

ay, caricias, abrazos,

besos y otros placeres...

ay, ay, siempre sale

lo mismo, riqueza...

 

abundancia, desmesura,

enormidad, opulencia,

exuberancia, profusión,

ay, ay, plétora y plenitud...

 

gracias...

de nada...

muchas gracias...

gracias a ti, tanto...