Libros de autor

NOTICIAS

 


ediciones contrabando
Narrativa 1
21 x 13 cm; 184 págs.
Rústica cosido
ISBN: 978-84-940861-0-6
D.L : V-3577-2012
PVP: 12 euros (+ gastos de envío)

Portada Kein Ausweg / Ninguna salida
Kein Ausweg / Ninguna salida
Manuel Turégano

Kein Ausweg, Kein Ausweg, son las palabras que repite una y otra vez el mono que, en el "Informe para una academia", de Kafka, narra con notable desenfado su captura en la selva y su transporte a la civilización, metido en una jaula tan estrecha que no puede ejecutar el menor movimiento y tan opresiva que apenas si logra respirar. Y esa es, asimismo, la sensación que domina la vida de Josef, un joven profesor de instituto de Brno, de apenas 24 años, que es sorpresivamente invitado, en 1963, al primer congreso que se celebra en Checoslovaquia sobre la obra de Franz Kafka, un escritor, más que prohibido, inexistente en su propio país en aquellos días. La odisea personal y familiar del joven Josef en aquel mundo repleto de amenazas veladas, venganzas diferidas y vidas secuestradas por el miedo, lo acabará conduciendo a un callejón sin salida.
Otros siete relatos breves completan el libro: historias y ficciones que siguen dando cuenta de víctimas sin delito, sentimientos sin destinatario y afectos maltrechos, en el marco del panorama moral en ruinas de nuestro tiempo.

Leer introducción

 

Manuel Turégano Moratalla nació en Albacete en 1955. Realizó sus estudios de bachillerato en las Escuelas Pías leer más

 

 

 

 

 


Reseñas

 



 

Cerrar

Este libro no responde exactamente a ningún plan. El lector, por tanto, hará bien en renunciar a la búsqueda de una supuesta, u oculta, raíz común y afrontar cada relato como una historia absolutamente singular e independiente. Como si fueran, literalmente, planetas de sistemas solares distintos.
Quienes hayan leído con anterioridad "El desorden de nuestras vidas" encontrarán en "Crisis" una cierta continuidad estilista y temática. Tal vez el mismo brío, la misma chispa, o el mismo ceño indignado del narrador. Aunque su argumento haya sido ampliamente superado por la evolución de las cosas, pienso que sigue siendo un cuento válido, pues su núcleo de verdad permanece intacto. "Origen" es un relato filosófico con una trama política sobre la idea madre en la que se asienta el fenómeno eterno de la exclusión.

Los relatos posteriores respiran otro aire. La hecatombe ya se ha producido. La presión se libera ahora por todas partes. El escritor se siente emancipado de su papel de agorero. La pluma se demora en el goce con las palabras y la agónica contemplación de las ruinas. "Malos y buenos sueños" es el relato de una pesadilla indescifrable, que quizá nunca podrá soñar su propia verdad. "Resignación" es una fábula sobre uno de los pecados capitales de nuestro tiempo (el que da título al relato), y en él hay un esfuerzo deliberado por recuperar cierto lenguaje de mi infancia. "Vórtice" es un sarcasmo, benigno y trágico, un pastiche, sobre los desvaríos de nuestra reciente vida cultural (no tan distinta, como ella piensa, de la deprimente vida política o económica). "Casa tomada" es un cuento inverso al de Cortázar: narra las desventuras de un fisgón que, pese al tesón de su pesquisa, no logra dar con el misterio que lo mantiene atrapado en la casa que "ocupa". "Europa" es un cuento simbólico que utiliza el sexo para narrar la indiferencia, la barbarie y la locura que anidan bajo la palabra, supuestamente, más civilizada.

"Ninguna salida" ("kein ausweg" en alemán) es el núcleo esencial y el motivo central de este libro. Mi congénita incapacidad para la sistematización me ha ido convenciendo, con el paso del tiempo, de que nunca llevaré a cabo el ensayo sobre Kafka que mil veces me he propuesto hacer. El último intento derivó en esto: un relato donde Kafka es apenas una sombra que vaga de incógnito por una Praga usurpada, que paradójicamente ha satisfecho su último deseo, pues ni su obra ni su memoria perduran. Pero su fantasma está tan vivo que alimenta los sueños de un joven, despierta por doquier pasiones enfrentadas y hasta hace temblar edificios de acero. "Kein ausweg" es un relato sobre el poder y la literatura. Un texto con un importante ingrediente documental y la recuperación de un lenguaje perdido: el que dominaba los bizantinos debates del mal llamado "socialismo real". Una deslumbrante constatación del enorme e involuntario poder de la literatura.
Una conclusión totalmente inútil e inválida para un escritor, para el cual la literatura, como decía Onetti, no es más que un vicio, una pasión y una desgracia.