Libros de autor

NOTICIAS

 


ediciones contrabando
colección CHE BOOKS nº 2
21 x 14 cm; 164 páginas
Rústica fresado sin solapas
ISBN: 978-84-946102-8-8
DL: V-1031-2017
PVP: 10 euros

Portada Una pequeña llama en mitad de un terrible incendio
Una pequeña llama en mitad de un terrible incendio
Mr. Perfumme

 

Power Rangers, súper héroes, sectas de millonarios, roads trips, dos asesinatos, un hombre con casa de pizza. Paul Smithee escribe y reescribe compulsivamente este libro, mientras su editor añade notas para vilipendiarle. UNA PEQUEÑA LLAMA EN MITAD DE UN TERRIBLE INCENDIO es una historia de historias, un tratado sobre la arbitrariedad de los hechos, el sueño de un tarado que se convierte en una celebridad en internet.

Poseedor de un imaginario singular, Mr. Perfumme ofrece una visión de la realidad a mitad de camino entre el absurdo y el surrealismo, poblado de curiosos personajes que casi siempre desprenden una sensación de confusión, como si estuviesen desubicados en un mundo que no les corresponde.

Leer Preludio

 

Mr.Perfumme es en realidad David Pascual Huertas, que es en realidad Boris Petrevich, un mercenario bielorruso homosexual que jugó en el Zenith de San Petersburgo durante los años noventa.

Desde entonces ha publicado los libros de relatos El Satélite Ruso (Ediciones Encendidas 2011) y Eso Fue Lo Que Pasó (Malatesta 2015); ha escrito y codirigido las obras de teatro Una Pequeña Historia de Dolor y El Brazo Partido; colabora con el colectivo literario Hotel Postmoderno, la revista hispano/francesa Disparates, Slam Valencia y Valencia Spoken Word.

 

 


 



 

Cerrar

(PRELUDIO)

 

       Lo primero que vemos es a dos policías que van en un coche. Un hombre y una mujer. De unos cincuenta y pico años. Charlan.

- Oye, cariño...

- Dime.

-Bueno, nada.

-Vale, Stuart.

-Cielo, quiero decir, Lois, ¿Tú me amas?

-Stuart, es un poco temprano para esto, ¿no crees?

-Sí, lo siento, lo siento, bizcochito. Olvídalo. Pero es que, bueno, ¿Tú me amas, Lois? Quiero decir, ¿Me amas como antes?

-¿Como cuándo antes, Stuart?

-¿Como cuando nos casamos?

-Stuart, hace 15 años que nos casamos.

-¿Pero me amas como cuando nos casamos?

-No, Stuart. No te amo como cuando nos casamos.

-¿Pero me amas?

-Stuart, ¿podemos simplemente estar callados en el coche los dos un rato hasta que nos tomemos un café? Sólo déjame conducir tranquila hasta que nos tomemos un café, ¿sí? ¿Puedes hacer eso por mí?

-Vale, si perdona, Lois.

-Vale, Suart.

-Es que, ¿sabes? Cuando estamos en la cama, quiero decir, cuando tenemos sexo y eso, cuando me tocas, siento que es diferente. No quiero que me malinterpretes, es genial y todo eso, pero siento, me parece, que no eres igual de apasionada.

-¿Que no soy igual de apasionada, Stuart?

-De verdad que es genial, ¿eh? Yo disfruto muchísimo contigo, cielo, tú eres todo lo que yo quiero en la vida, cielo. Es sólo que se siente diferente. A veces me siento muy solo, Lois.

-Stuart, ¿quieres que pare el coche y te deje tirado en mitad de la carretera?

-No, no, bizcochito, lo siento, de verdad. Pero, es que... ¿Te gustaría estar con otros hombres, Lois?

-Sí, Stuart, algunas veces si. Ahora sólo me gustaría estar callados los dos un rato. ¿Quieres que paremos y te compre uno de esos bollitos de azúcar que te gustan tanto?

-Sí, me encantaría. Me gustaría mucho, Lois. Lo siento.

-De acuerdo, Stuart. Te diré lo que vamos a hacer, vamos a parar, vamos a comprar ese bollito de azúcar que tanto te gusta y después vamos a conducir el coche hasta algún sitio discreto y te voy a hacer una paja. ¿Quieres que hagamos eso, Stu?

-Me encantaría, Lois. Te quiero, cariño.

-Te quiero, Stu. Te vas a sentir mejor, ya verás. Todo va a salir bien.

Mientras esta conversación está teniendo lugar, a sólo unos pocos kilómetros de allí, un asesino terrible le ha volado la cabeza a un padre de familia y después lo ha atropellado con su coche tres veces sin ningún motivo personal para hacerlo, sólo que le han pagado por ello y que los asesinos hacen lo que hacen. Stuart y Lois van a encontrar el fiambre, pero vayamos por partes.